Batch cooking: ¿quieres ahorrar tiempo cocinando?

Ainhoa Maiztegui | Nutricionista

Batch cooking: ¿quieres ahorrar tiempo cocinando?

Si eres de los que no encuentra tiempo para cocinar, y a su vez, quieres comer más saludable y equilibrado, cocinar en pocas horas para toda la semana puede ser tu mejor solución. En este post te contamos los beneficios que tiene el batch cooking, y cómo organizarte para llevarlo a cabo de la manera más efectiva. 

El nombre “batch cooking» es el  que recibe un método que se basa en cocinar en pocas horas para toda la semana, optimizando al máximo los recursos que nos brindan los alimentos.

Mucha gente encuentra el batch cooking muy práctico para resolver la semana. Pero, aunque nos extrañe, este método es una de las técnicas que, antiguamente ya empleaban nuestros abuelos y que poco a poco se está empezando a recuperar

 

 

¿Cuáles son los beneficios?

 

El beneficio más importante de este método, es que, nos mete de lleno en la comida casera, nos amiga con la cocina y nos permite distanciarnos de las comidas ultra procesadas y precocinadas. No hay que olvidar que las comidas hechas por nosotros van a ser más saludables que aquellas elaboradas fuera de casa.

Como hemos mencionado al principio, este método va a ayudarnos a reducir los tiempos que dedicamos a la cocina y organizar mejor nuestra alimentación, que será de gran ayuda para mejorar nuestra calidad de la dieta. 

Una ventaja que muchos no tenemos en cuenta es que va a aportarnos una estabilidad económica en cuanto a la alimentación. El batch cooking nos aleja de la comida de alto coste. Además al cocinar en pocas horas para toda la semana, contribuimos a ahorrar en consumos energéticos. Esto por suerte, también supone un beneficio para el medioambiente, ya que desperdiciamos menos y ahorramos energía.

 

 

Consejos para organizar tu batch cooking

 

 

 

Lo primero que tenemos que hacer si queremos cocinar para toda la semana, es planificar un menú semanal, es decir, ver qué platos consumiremos a lo largo de cada día de la semana. 

Para ello, es necesario entender que el batch cooking aprovecha los ingredientes y cocciones de un plato para realizar otro. Por lo que lo recomendable es elegir una o dos carnes de calidad (no significa que sean caras), uno o dos pescados o mariscos, uno o dos cereales en lo posible integrales y multitud de verduras que podamos emplear para diversos platos. También podemos hacer uso de alguna legumbre seca o legumbres en conserva o de bote para añadir a nuestros platos de forma sencilla.

El día antes de dedicarnos a la cocina, organizaremos la compra creando una lista con todo lo que necesitaremos. Recomendamos optar por alimentos frescos y de temporada que sean aptos para congelar, ya que, gran parte de los platos realizados los almacenaremos en el congelador dentro de un tupper o recipiente. 

Con los ingredientes podemos cocinar diferentes platos en un día para resolver el resto de las comidas de la semana. Después es aconsejable rotular los recipientes antes de congelarlos o guardarlos en la nevera. También es recomendable indicar la fecha de elaboración del plato y el día en el que pensamos consumirlo.

La clave del batch cooking está en saltear o cocinar al vapor verduras y combinarlas en diferentes preparaciones. Por ejemplo, podemos saltear vegetales y añadirles carnes como la ternera o pollo según lo que hayamos comprado. Asimismo, sacaremos rendimiento de la cocción de uno o varios alimentos para preparar distintos platos, y así resolver las comidas semanales en poco tiempo. 

 

 

Gracias a todo esto, el batch cooking está considerado uno de los mejores métodos para ahorrar tiempo y dinero mientras cocinamos más en casa y comemos más saludable con el fin de cuidar nuestra salud. 

 

Si te ha gustado este artículo, ¡compártelo!
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin