Claves para no picar entre horas

Cuando hablamos del picoteo, nos referimos a la ingesta de alimentos poco interesantes desde el punto de vista nutricional que no están recogidos dentro del menú. No debemos confundirlo con pequeñas ingestas que realizamos durante el día que sí se recogen en la pauta dietética.

A menudo echamos mano de estos alimentos superfluos de manera inconsciente y sin atender si realmente tenemos hambre o no. Como ya hemos comentado en otras ocasiones («Acabo de comer y ya tengo hambre: ¿Es posible?») la sensación de hambre tiene una fuerte influencia emocional.

A continuación, el equipo de Mediterránea Fit queremos darte unas pautas para que te ayuden controlar los impulsos de picar entre horas, y si es que lo haces, lo hagas de manera saludable.

Trucos para no picar entre horas:

  • La base es una dieta variada basada en alimentos reales: asegúrate de cumplir con los requerimientos energéticos en las comidas principales. Basa tu alimentación en alimentos de calidad con una alta presencia de verduras, hortalizas y frutas. Al contrario de lo que se piensa, los vegetales tienen un alto poder saciante gracias a la fibra que contienen.

  • Sé consciente del hambre: es importante saber si tu hambre es fisiológica o por el contrario emocional. Puede que tengas hambre porque no has ingerido suficiente en las comidas anteriores, o puede que tu hambre haya aparecido como supuesta solución a una gestión emocional.

  • Planifica snacks saludables: no dejes lugar a la improvisación si normalmente recurrirías a alimentos superfluos. Planifica diferentes ideas de snacks saludables. Recuerda comprar únicamente aquello que vaya en la dirección correcta para alcanzar tus objetivos de lograr unos hábitos de vida saludables. Si no quieres comer algún producto, comienza por no comprarlo de manera habitual.

  • Dedica tiempo suficiente a la comida: como hemos mencionado en otras ocasiones («Masticar bien para una correcta digestión») es importante comer despacio y masticar bien la comida. Si comemos rápido, tendemos a comer más cantidad de la que necesitamos. Comer con consciencia es la clave para disfrutar de la comida y controlar realmente cuándo te has saciado.

  • Ten una botella de agua a mano: muchas veces confundimos la sed con el hambre. El agua es nuestra mejor opción para hidratarnos y puedes darle sabor para lograr otro toque: «Agua con sabor: hidratación asegurada». Los refrescos, en cambio no nos aportan nutrientes interesantes y no tienen poder saciante.
Si te ha gustado este artículo, ¡compártelo!
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Su privacidad es importante para nosotros. Esta web utiliza cookies para mejorar los servicios que ofrecemos.    Ver Política de cookies