El alma del comercio local. La pandemia y mi reflexión.

Jaione Alvarez - Gestión Mediterránea Fit

El alma del comercio local. La pandemia y mi reflexión.

Si de algo me ha servido la pandemia, ha sido para frenar mi ritmo frenético de vida, y reflexionar.

Creo que me he encontrado conmigo misma, que a veces, me he sentido fuerte y me he dicho, “venga a por todas vamos a sacar lo mejor de estos tiempos, dadas las circunstancias”, que también, con el tiempo, he sentido angustia, rabia, y también me he sentido frágil.

He deseado que la “vuelta a la normalidad” fuera efectivamente una vuelta a la normalidad … que no acaba de llegar…

Un vaivén de emociones, y sentimientos complejos y difíciles de gestionar, pero que también me han ayudado a conocerme mejor y a valorar muchas de las cosas que antes daba por supuestas. Entre ellas, la vida de mi Barrio.

Ahora que la puerta de mi casa ha estado cerrada y hemos vivido tanto de puertas para adentro, me doy cuenta más que nunca de la importancia que para mí tiene la vida de puertas para afuera, la calle, el comercio, y las personas que en ellos trabajan, que en realidad son el alma del comercio local.

Las tiendas de alimentación, que han permanecido abiertas, han sido una tabla de salvación para mí.

He conversado con nuestros “tenderos”, más que antes. Y gracias a ellos he descubierto el placer de comprar local.

Sus orientaciones, y consejos sobre qué productos están en su mejor momento por ser de temporada; cómo puedo prepararlos de formas diferentes en casa, e incluso alguna receta de Karlos Arguiñano rica rica.

Después de este tiempo de COVID, soy más consciente, y he sacado varias conclusiones, con respecto a mi forma de comprar de alimentación, que a partir de ahora tendré más en cuenta que antes.

Levar una alimentación saludable y rica.  Comprar productos locales. Pedir un buen etiquetado con información clara y transparente. Elaborar en casa recetas, de momento fáciles y rápidas de preparar, pero con ganas y abierta a aprender y mejorar mis técnicas de cocina.

Es verdad que, para mí, a partir de ahora “cualquier tiempo pasado, NO fue mejor” pero si, que de todo se puede aprender y que, a partir de ahora, compraré más local, y conversaré mucho más con las personas que he conocido detrás del mostrador, porque ellos son, el alma del comercio local. Gracias.

 

Artículo enviado por Colaboradora. Los artículos incluidos en esta sección, son Reflexiones de particularesMediterránea Fit, no se hace responsable de su contenido.

Si te ha gustado este artículo, ¡compártelo!
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin