Cómo preparar bocadillos saludables

En el desayuno o en la merienda no hace falta que recurramos a elaboraciones costosas. Existen múltiples ideas fáciles y saludables para comenzar el día o cargar las pilas. Entre ellas encontramos los bocadillos.

El mundo de los bocadillos es infinito; desde la variedad del pan, el relleno o la salsa,… nos ofrecen muchísimas combinaciones posibles. El problema surge a la hora de elegir los ingredientes de nuestro bocadillo. La mayoría de veces, elegimos ingredientes poco saludables que consumimos con demasiada frecuencia.

Si piensas que preparar bocadillos saludables y no acabar tirando de embutidos es difícil, desde Mediterránea Fit te invitamos a que continúes leyendo.


¿QUÉ PAN ELEGIR?

Sin duda alguna, debemos decantarnos por la opción más nutritiva: un pan integral y con el mayor porcentaje de harina no refinada posible (mínimo un 70%).

El segundo paso es ver qué vamos a poner entre pan y pan.


CONSEJOS PARA PREPARAR UN BOCADILLO SALUDABLE

Proteína de calidad: Pollo asado o cocido, huevo en todas sus versiones (a la plancha, cocido, escalfado…), conservas saludables (al agua o en aceite de oliva), hummus (de garbanzo, remolacha, lentejas…) o diferentes proteínas vegetales de calidad (tofu, soja…).

Verduras y hortalizas: existen infinidad de combinaciones y preparaciones. Pueden ser crudas (tomate, pepino en rodajas…) o cocinadas (berenjena o calabacín a la plancha, pimientos asados…).

Hojas verdes como la lechuga, las espinacas crudas o los canónigos aportan frescor a nuestro bocadillo.

Dale un toque de sabor con una salsa como: aceite de oliva virgen extra, salsa de yogur natural, crema de frutos secos (100% frutos secos), hummus, guacamole, baba ganoush (crema de berenjena) … Son ideas opcionales que podemos añadir a nuestros bocadillos.

Si te ha gustado este artículo, ¡compártelo!
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin