Consejos para dormir mejor

En Mediterránea Fit sabemos lo importante que es un buen descanso para nuestra salud. Hace unos días hablábamos de los relojes biológicos internos que regulan lo que ocurre en nuestro organismo: ¿Vas como un reloj? Conocimos los diferentes factores que alteran la sincronización de los relojes y hoy, os traemos unos consejos para dormir y descansar mejor.



REGULARIDAD EN LOS HORARIOS

Para que nuestros ritmos biológicos no se vean alterados, es importante mantener una coherencia horaria y ser regulares en las actividades diarias.


Horario de levantarse y acostarse

Acostarse a la misma hora cada día y levantarse también a la misma hora es de gran ayuda para lograr una sincronización y equilibro favorable. Además, es aconsejable no dormir más de dos horas de diferencia el fin de semana para no desfasar nuestro sueño entre semana.


Horario para practicar ejercicio físico

La práctica de ejercicio físico antes de acostarse puede dificultar conciliar el sueño y empeorar la calidad de éste. Practicar ejercicio físico durante el día, en cambio, es una buena rutina para poner en marcha el día. Al igual que con el horario de levantarse y acostarse, intenta seguir un horario regular de práctica de ejercicio físico.


Horario de las comidas

A ser posible, espera una hora desde que te levantas hasta que desayunes. En este tiempo el cuerpo se pondrá en marcha y estará listo para aprovechar al máximo los alimentos saludables de la primera comida nutritiva del día.

Lo ideal es cenar tan pronto como sea posible. Evitar por una parte comer antes de acostarnos y por otro lado las comidas copiosas y densas. Acostarnos con la sensación de pesadez influye en el descanso y la calidad de sueño.



DURANTE EL DÍA…
Siestas cortas

La siesta es una opción estupenda para descansar durante el día. Eso sí, es recomendable no superar los 30 minutos de duración. Una siesta larga, puede tener efectos contraproducentes en el descanso nocturno.


Consumo de cafeína

Evita el consumo de cafeína a partir del mediodía para lograr una mayor higiene del sueño. La cafeína es un estimulante y como tal puede afectar a la calidad del sueño.



ANTES DE DORMIR…
Controlar la exposición a pantallas

Evita la exposición a pantallas (TV, PC, Tablet, teléfono…) 2-3 horas antes de acostarte. La luz que emiten estos dispositivos es cronodisruptora, es decir, altera la información que le llega a nuestro reloj maestro y distorsiona el horario interno. Todas estas pantallas emiten luz azul, que tiene como efecto retrasar la hora del sueño.


Crea una rutina relajante

Crea una rutina relajante antes de acostarte. Lee un libro, realiza estiramientos o meditación, escucha música relajante o date una ducha templada, por ejemplo. Repite esta rutina a diario, nuestro cuerpo asociará dicha actividad a la hora de acostarse y por lo tanto nos será más sencillo conciliar un sueño de calidad.


Logra un ambiente óptimo

Prepara un ambiente óptimo para el descanso. Una habitación tranquila, sin ruido, oscura y templada (ni muy fría ni muy cálida) es el espacio idóneo para preparar a nuestro cuerpo para la hora de dormir.





Si te ha gustado este artículo, ¡compártelo!
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin