Hábitos adquiridos en el confinamiento que deberíamos mantener

Hábitos adquiridos en el confinamiento que deberíamos mantener

Durante las últimas semanas hemos tenido que amoldarnos a la nueva situación que estamos viviendo con el fin de hacerle frente de la mejor manera posible. Muchos de vosotros habéis incorporado hábitos saludables que sería muy interesante mantener después del confinamiento. Si este es vuestro caso, aprovechad este momento para incorporar estos hábitos de forma definitiva.

A continuación, os presentamos las que para el equipo de Mediterránea Fit, son los cinco hábitos saludables que deberíamos mantener para siempre:


Pasar más tiempo entre fogones

Si no te gusta cocinar y por norma general le dedicas poco tiempo a la cocina, seguramente estas últimas semanas hayas dedicado algo de tiempo diario a la elaboración de la comida. Es posible que comenzaras con la repostería, ya que, en poco tiempo puedes elaborar preparados deliciosos. Pero, seguramente te hayas animado a elaborar algún plato que nada tenga de dulce.

Hoy en día, es sencillo acudir a tu navegador en busca de cualquier receta y obtener cientos de resultados. En Mediterránea Fit, por ejemplo, cuentas con más de quinientas vídeo-recetas de nuestro cocinero Karlos Arguiñano, por lo que, ideas saludables no te faltarán.

Si, por el contrario, siempre te ha gustado elaborar platos, sería usual que te hayas animado a probar aquellos que requieren más elaboración y que antes, por falta de tiempo, no conseguías encontrar el momento cocinar.

Tanto si estás en el primer o en el segundo grupo, el contacto con la cocina y las ganas de experimentar con ingredientes y alimentos nuevos no debería desaparecer. Posiblemente uno de los primeros pasos para lograr una alimentación saludable, se basa en saber qué estamos comiendo, y para ello no hay nada mejor que ser tú quién cocines lo que comerás.


Diferenciar el hambre real del emocional

Los primeros días en casa, teníamos la sensación de tener hambre a cualquier hora. Muchas veces, por mero aburrimiento hacíamos algún que otro viaje a la cocina o despensa. Pero, es cierto, que a medida que los días avanzaban nuestro apetito parecía amoldarse al gasto energético que hacíamos y, por lo tanto, la “gula” o el “gusanillo” tomaban forma diferente.

Es posible, que hayas desayunado por simple inercia, o que, a la hora de la comida, hayas llenado tu plato sin tener apenas apetito. Estas situaciones nos han llevado a decir frases como: “como por comer”, “si es que no tengo ni hambre”, “¿ya es la hora de comer?”… Gracias a esta adaptación, somos conscientes de que a menudo comemos sin tener hambre y que en esos casos solemos recurrir a alimentos o productos concretos que nos proporcionan un placer inmediato.

Sigue escuchando a tu cuerpo, y antes de echar mano a ese alimento (que a menudo es un snack poco saludable) pregúntate si lo que tienes es hambre o es aburrimiento, si podrías saciar tu hambre con un alimento fresco o no. Ahí tendrás la respuesta a tu clase de hambre: real o emocional.


Paseo diario de una hora

Desde hace unos pocos días, podemos disfrutar de paseos diarios y de realizar deporte, siempre manteniendo las franjas horarias establecidas por el Gobierno. Esta medida, tan esperada para la población, nos ha cargado las pilas, y más aun con estos tiempos casi veraniegos que estamos teniendo. El hecho de tener, unas franjas horarias, ha hecho que personas que antes del confinamiento se movieran poco o nada, hayan tomado esta nueva medida con ganas de disfrutar del ambiente y de los alrededores. 


Ejercicio desde casa

Los gimnasios y centros deportivos cerrados no han impedido que tengamos la oportunidad de realizar ejercicio físico a diario. En las redes sociales, además, hemos tenido de manera muy accesible videos de rutinas de ejercicios llevadas a cabo por profesionales en el área de la ciencia de la actividad física y del deporte. Aunque, bien es cierto que muchos de los vídeos virales no se llevaban a cabo por profesionales, que, aunque no dudamos de su buena intención, en temas de salud siempre recomendaremos dirigirnos a los y las profesionales de este campo.

El momento de realizar ejercicio, se ha convertido para muchos en el espacio de desconexión del día y cada vez somos más los que nos hemos animado, siempre teniendo en cuenta nuestra forma física y nivel, ha practicar rutinas varias veces por semana.


Atención en la higiene

Una de las primeras medidas de prevención de contagio de COVID-19 fue sin duda el uso de jabones y productos antisépticos como uso frecuente en las manos. No solo fuera de casa tras utilizar transporte público, acudir a mercados y supermercados o hacer uso de áreas públicas sino, que también en nuestras propias casas.

Si te ha gustado este artículo, ¡compártelo!
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Su privacidad es importante para nosotros. Esta web utiliza cookies para mejorar los servicios que ofrecemos.    Ver Política de cookies