«Hay que ir al grano: cereales integrales»

Jaione Alvarez | Salud y Nutrición

«Hay que ir al grano: cereales integrales»

La verdad es que nunca me había parado mucho a pensar en los cereales, ni en si son o no integrales, qué los diferencia y por qué es mejor el consumo de unos sobre otros, hasta que llegó lo que yo llamo: “la revolución del pan”.

 

Me refiero a la revolución del pan, a la temporada que vivimos en la que se hablaba del pan con muchísima frecuencia: desde su precio, su calidad, la transparencia en la información sobre sus ingredientes, la cantidad tan alta de establecimientos que ha surgido en un corto espacio de tiempo con un concepto de tienda muy diferente a la panadería tradicional. Y con una variedad en panes que hasta ese momento nos hubiera parecido imposible.

 

Desde un punto de vista de consumidora sin información específica sobre el tema, lo que a mí me llamó la atención, es la referencia al GRANO integral. Es decir, a los cereales integrales.

En realidad, sé que la palabra integral, significa: “Que comprende todos los aspectos o todas las partes necesarias para estar completo.”

 

Sin embargo, asociado a los alimentos (y seguramente por los impactos publicitarios y comerciales que he tenido en mi vida), siempre he considerado unidos los cereales y granos integrales a las Dietas. Y, por lo tanto, como: “alimentos a los que o bien se les quita algo, o bien no se le añade algo”. Por poner un ejemplo: en el caso de la panadería, asociaba el pan integral, al pan sin sal.

 

La realidad es totalmente diferente, porque el grano Integral es el grano Completo al que no se le quita nada. El grano está compuesto de tres partes, y si se le retira alguna de las partes que lo componen, ya lo llamamos “grano Refinado”.

 

Hasta ahí, mi básico de información como consumidora, sobre lo que les diferencia a los granos integrales o completos o refinados. Pero claro, indudablemente la siguiente duda que me surge es:  Y… ¿Cómo afecta en mi consumo uno u otro? ¿Cuál es mejor para mi salud? ¿Cómo los como? ¿Cómo cambia su sabor, color, textura etc.?

 

Dejo a los especialistas (nutricionistas / dietistas) que analicen su composición.  Yo personalmente, pienso que, a los sabores, nos acostumbramos, y yo el grano, ya lo elijo integral, completo.  Elijo, no quitarle lo bueno.

 

Artículo enviado por Colaboradora. Los artículos incluidos en esta sección, son Reflexiones de particularesMediterránea Fit, no se hace responsable de su contenido.
Si te ha gustado este artículo, ¡compártelo!
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin