La mejor dieta es no sentirte a dieta

La mejor dieta es no sentirte a dieta

El Día Internacional sin Dietas se celebra el 6 de mayo de cada año y tiene como objetivo la aceptación del cuerpo humano y de la diversidad corporal. Es un día para crear conciencia, llamar la atención y recordar los peligros emocionales, físicos y psicológicos que corren las personas que se exponen a estrictos regímenes dietéticos o dietas muy restrictivas. 

 

Las dietas basadas en un único grupo de alimentos, las que excluyen algunos alimentos, o las que están compuestas de ingestas muy pequeñas o de elaboraciones muy limitadas como “a la plancha” o “hervido” hacen que pierdas el tiempo, la motivación y que además, sientas que no haber conseguido tu propósito inicial sea culpa de tu falta de voluntad.

El equipo de nutricionistas de Mediterránea Fit, lo tenemos claro: la mejor dieta es la que no te hace sentir “a dieta”.

Este tipo de dietas tienen como objetivo principal, por no decir que único, un descenso en el número que aparece en la báscula.  Los kilos de tu peso. Sin importar el contexto en el que la persona se encuentra a nivel físico, emocional o social.

 

Patrón de las dietas restrictivas

 

Se crea un círculo vicioso: no estoy a gusto con mi cuerpo por lo que voy a intentar darle la forma deseada poniéndome a dieta y realizando mucho ejercicio, sobre todo de cardio, ya que hace que sude más.

Este tipo de rutina puede sobrellevarse a muy corto plazo, viendo un cambio repentino en el número de la báscula, pero… ¿Qué ocurre a medida que pasan los primeros días? Nuestro cuerpo necesita los nutrientes necesarios para hacer frente no solo a las funciones del día a día sino a mantenimiento de éste a nivel interno (fisiológico y hormonal). A esto tenemos que añadirle el ejercicio tan exigente que hemos puesto en práctica y que nuestro cuerpo también tiene que poder llevar a cabo y del que debe recuperarse posteriormente.

Con el paso de los días y la escasa ingesta de alimentos dada la restricción calórica y nutritiva tan brusca, nuestro cuerpo no es capaz de hacerse al ritmo. Comenzamos a sentir que no tenemos fuerzas y comienza a aumentar el apetito, que es uno de los gritos de auxilio, que nos manda nuestro cuerpo mediante pensamientos. La práctica de ejercicio además, al haberla elegido en base al número de calorías que somos capaces de quemar, en vez de en base a nuestros gustos particulares, comienza a desganarnos.

“Vaya…” pensamos, “esto no es para mí” y no sólo eso, sino que, además, “no tengo fuerza de voluntad”. “Lo mejor es dejarlo todo y rendirme”.

 

¿Sabéis lo que viene ahora?

 

Vuelta al primer punto del ciclo: “no estoy a gusto con mi cuerpo, esta vez, probaré con otra dieta restrictiva, seguro que todo es diferente”.

¿Alguna vez te has sentido en este círculo vicioso? Si es así, queremos que sepas que una alimentación saludable va más allá del número de calorías que tiene un alimento. Una alimentación saludable es la que te hace disfrutar de la comida, te hace experimentar, nutre tu cuerpo y llena de energía a tu mente. Se disfruta solo y en compañía, abraza tu cuerpo e intenta sacar la mejor versión de ti mientras nutres cada parte de ti. Una alimentación saludable camina junto con unos hábitos de vida saludables. Apoya la práctica de ejercicio físico, las relaciones personales y la calma y paz interior.

Disfruta de tu alimentación consciente, disfruta de ti y disfruta de lo que te rodea.

 

Puedes pedir cita con nuestras nutricionistas en app.mediterraneafit.com o escribiéndonos un mensaje a info@mediterraneafit.com . Estamos encantadas de acompañarte a conseguir tus objetivos de una manera saludable e integrativa.

 

 

Si te ha gustado este artículo, ¡compártelo!
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin