Masticar bien para una correcta digestión

Masticar bien para una correcta digestión

La digestión es el proceso mediante el cual el organismo descompone la comida en pequeñas substancias que posteriormente absorbe o excreta. Gracias al trabajo que realizan los dientes y la lengua convertimos los alimentos en bolo alimenticio que junto con la saliva adquiere una consistencia digerible y lubricada para que fluya por el tracto sin obstrucciones. Además, las enzimas de nuestra saliva y el proceso de masticación son los encargados de romper los nexos que mantienen la comida unida. 

Sin embargo, la saliva no puede realizar todo el trabajo ella sola, es por ello que una correcta masticación es imprescindible para una buena digestión. Por lo tanto, cuando no masticamos bien, exponemos a nuestro cuerpo a una desventaja. Por el contrario, cuando realizamos una buena masticación, el cuerpo puede comenzar a digerir efectivamente. 

El primer paso para una buena digestión es una correcta masticación. 


Si no cuidamos la masticación, estamos, sin darnos cuenta, exponiendo a nuestro organismo a una cantidad de trabajo innecesario por no tomarnos nuestro tiempo y consciencia para disfrutar de la comida. La correcta masticación es uno de los procesos que hemos descuidado por no darle la importancia que se merece o simplemente por no prestarle atención. 


Cuando le dedicamos tiempo a la masticación:

  • Trituramos mejor el alimento y de esta manera reducimos el riesgo de atragantamiento.
  • Se aumenta la secreción salivar, importante para crear el bolo alimenticio y darle una buena lubricación y consistencia
  • El alimento permanece durante más tiempo en la boca y eso se traduce en la señal de saciedad que envía el cerebro. Además, se activa la secreción gástrica que se encarga de comenzar la digestión enzimática de la comida.
  • Logramos una conexión con los alimentos que estamos comiendo; podemos apreciar su textura y los matices de sabor.

Una correcta masticación podría verse traducida en una pérdida de peso


¿Qué ocurre cuando no masticamos bien?

– Al comer muy rápido gran cantidad de alimentos y parar es común sentir una gran hinchazón y sensación de pesadez.

– A pesar de comer alimentos comunes, si lo hacemos con prisa, es posible sentir una especie de ardor o sensación de reflujo.

– Puede que si no masticamos bien nos atragantemos con un trozo grande de alimento al empezar a comer.



Consejos para mejorar la digestión


Son situaciones que a todas las personas nos ha ocurrido alguna que otra vez, es por ello que desde Mediterránea Fit os proponemos unos consejos para mejorar la masticación y por consiguiente la digestión de los alimentos:

–  Dedícale al menos 30 minutos a la comida.

– Aléjate de distracciones; aparta el teléfono móvil, apaga la tele y ponte cómoda/o.

– Corta en porciones pequeñas la comida.

– Deja tiempo entre mordisco y mordisco. Presta atención al sabor y a la textura del alimento, disfruta. 

– Acompaña la comida con agua.

Si te ha gustado este artículo, ¡compártelo!
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin