¿Es buena la miel para la tos?

Seguro que has escuchado en más de una ocasión que la miel es un producto natural y que además viene genial para fortalecer nuestro sistema inmune o que es mano de santo para la tos y resfriados. Desde el equipo de Dietistas-Nutricionistas de Mediterránea Fit, pensamos que es un producto al que le rondan múltiples mitos, por lo que creemos que es interesante ver qué hay detrás de la miel.


Antes de empezar… ¿Qué es exactamente la miel?

Tal y como define el Real Decreto 1049/2003, del 1 de agosto: la miel es la sustancia natural dulce producida por la abeja Apis mellifera a partir del néctar de plantas o de secreciones de partes vivas de plantas o de excreciones de insectos chupadores presentes en las partes vivas de plantas, que las abejas recolectan, transforman combinándolas con sustancias específicas propias, depositan, deshidratan, almacenan y dejan en colmenas para que madure.


¿Qué tipos de miel podemos encontrar?

Existen diferentes clasificaciones, pero, si atendemos al origen, podemos encontrar:

a) Miel de flores o miel de néctar: es la miel que procede del néctar de las plantas.

b) Miel de mielada: es la miel que procede en su mayor parte de excreciones de insectos chupadores de plantas (hemípteros) presentes.

Como hemos mencionado antes, existen diversas leyes que regulan la producción y etiquetado de la miel, por lo que, si en el envase aparece la palabra “miel” y a continuación, la variedad de la que procede, el producto que tenemos delante, es realmente miel.


¿Qué no puede llamarse miel?

Por mucho que un producto contenga miel en gran cantidad, no puede llamarse miel. Lo cierto es que, no es legal añadirle ningún ingrediente alimentario (aditivos u otras sustancias) y seguir llamándolo “miel”.

Cuando el producto es al menos un 90% miel y se le añade algún otro ingrediente, la manera de denominar ese producto cambia y se le permite registrar como “especialidad de miel (con jengibre y limón, por ejemplo)” opreparado de miel (con ajo negro, por ejemplo)”.


¿La miel lleva azúcar?

Efectivamente, de hecho, está recogido exactamente la cantidad de azúcares que debe llevar para poder llamarse “miel” y de esa manera poder ser comercializada como tal.

El contenido de fructosa y glucosa (la suma de ambas), en el caso de la miel de flores, no debe ser inferior a los 60g/100g de producto. Por otra parte, en la miel de mielada, no debe ser menor de 45g/100g de producto. Por lo tanto, sí, la miel tiene azúcares, y de hecho, ronda o supera la mitad de la cantidad del producto por ley.


¿Es buena para la garganta?

El caso de la miel no es una excepción en las restricciones a la hora de asignar propiedades nutricionales a los alimentos o nutrientes. De hecho, está prohibido comercializar la miel asociada a declaraciones relacionadas con las propiedades beneficiosas para el sistema inmune o para el tratamiento o prevención del resfriado. Por lo que no es posible mencionar el efecto de la miel para la tos.

Eso no quiere decir, que en situaciones concretas no podamos sentir cierto alivio al tomar, por ejemplo, miel con leche. Pero, lo que no es correcto, sería atribuirle a la miel ese poder beneficioso curandero. Por lo tanto, si el conjunto de la leche con la miel para la tos, te alivia o calma, adelante, pero es muy posible que el simple vaso de leche surgiera el mismo efecto.


Entonces, ¿es saludable la miel?

La miel es un alimento más, y tal y como hemos comentado en varias ocasiones no podemos centrarnos en un único alimento para asignarle el adjetivo de saludable o no saludable. Si no que, debemos atender al conjunto de la dieta y estilo de vida de una persona para ver si es saludable o si sería mejor prescindir de él.

De todas formas, también hemos dicho en más de una ocasión que no podemos atribuirle a un alimento concreto propiedades milagrosas, y de la misma forma tampoco podemos tacharlo de ser el culpable de enfermedades no transmisibles como la obesidad, sobrepeso o diabetes.

Si te ha gustado este artículo, ¡compártelo!
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Su privacidad es importante para nosotros. Esta web utiliza cookies para mejorar los servicios que ofrecemos.    Ver Política de cookies