No tengo tiempo para cuidarme

Algo que la mayoría de las personas tenemos en común es que cuando llega el fin del día agradeceríamos un par de horitas más para hacer aquello que se nos ha quedado en el tintero.

El tiempo es igual para todos, lo que hace que lo aprovechemos de una manera más o menos efectiva es algo personal que depende del valor que le damos a lo que debemos realizar. Dependiendo de la prioridad que tenga un quehacer u otro, lo pondremos antes o después en nuestra lista de tareas. Hay dos factores principales que debemos tener en cuenta en nuestras tareas, para poder ordenarlas y otorgarles ese carater de «prioridad»: la importancia y la urgencia. Aquellas tareas que sean importantes y urgentes, definitivamente ocuparán los primeros lugares en nuestra lista. Después, seremos nosotros los que debemos equilibrar y ordenar las tareas, teniendo siempre en cuenta que las «urgentes» no acaben comiéndose el tiempo de las «importantes».


ORGANIZAR LAS ACTIVIDADES DEDICADAS A MEJORAR TUS HÁBITOS DE VIDA

La organización de todo lo que necesitas hacer cuando comenzamos a llevar una pauta dietética es importante y decisiva en el resultado y en Mediterránea Fit somos conscientes de ello.

Algunas de las cosas a las que debemos dedicarle tiempo son: pensar en el listado de los alimentos, dedicarle tiempo para ir a comprarlos, cocinar, recoger lo utilizado, comer con tiempo suficiente, realizar ejercicio físico y otras tantas tareas más.

El primer paso para organizarte es ver qué tareas ocupan tu día, desde que te levantas hasta que te acuestas. Tómate 5 minutos para pensar (mejor escribir) un listado con las actividades que realizas durante el día. Después, responde las siguientes preguntas en torno a las actividades:

  • ¿Cuáles te gusta hacer?
  • ¿Las haces porque quieres?
  • ¿Tienes que hacerlas obligatoriamente?
  • ¿Qué te aportan?
  • ¿Podrías realizarlas en otro momento?
  • ¿Puedes eliminar alguna? ¿Tendría repercusión?
  • ¿Puedes reducir el tiempo de alguna?

Si tu objetivo es lograr unos hábitos de vida saludables comenzando por la alimentación, debes darle a tu propósito la importancia que se merece. Esta vez vamos a ir más lejos… y de las tareas anteriores pregúntate nuevo:

  • ¿Cuáles están dirigidas a conseguir tu propósito?
  • ¿Cuáles están frenando el éxito de tu objetivo saludable?
  • ¿Hay alguna actividad que sientes que debería aparecer en el listado? ¿Para qué crees que es importante? Y… ¿cómo podrías organizar tu tiempo para introducirla en tu rutina diaria?

Una vez hayas contestado todas las preguntas, es hora de ponerte en marcha. Ya tienes una idea de cómo gestionas a día de hoy tu tiempo y por dónde quieres empezar. No olvides que eres el responsable de organizar tu agenda, no dejes que el tiempo te controle.

Si te ha gustado este artículo, ¡compártelo!
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin