«Plan perfecto y permanente» – REFLEXIÓN

«Plan perfecto y permanente» – REFLEXIÓN

Creo que no existe un Plan Perfecto y Permanente para hacer ejercicio dado que las necesidades y los gustos van cambiando a lo largo del tiempo.

En general, tendemos a repetir las rutinas – mejores o peores – que somos capaces de llevar a cabo sin mucho esfuerzo, eso lleva al estancamiento en la forma física y a cierto aburrimiento.

Repetir las rutinas lleva al estancamiento y al aburrimiento.

Es fundamental añadir cada cierto tiempo un poco más de esfuerzo para conseguir mantener los objetivos y la ilusión por alcanzarlos: si uno empieza con la idea de trotar tres kilómetros (o hacer 20 largos en la piscina) y lo consigue al cabo de un par de meses debe poner ponerse una nueva meta – por ejemplo 5 kilómetros o 30 largos – para mantener la forma y la ilusión por alcanzarla y evitar el estancamiento de nuestro estado de forma.

Es fundamental ponerse nuevas metas para mantener la forma y la ilusión.

Por supuesto todo tiene un límite que debe ser razonable para cada caso, una vez que llegamos al mismo debemos buscar en la variedad la motivación y la superación: si estamos contentos con trotar 5 kilómetros podemos alternar con carreras cortas de velocidad y subida de cuestas o escaleras con el fin de acabar recorriendo los 5 kilómetros en mejor tiempo.

Los objetivos medibles son muy reconfortantes cuando se consiguen, en ningún caso deben esclavizarnos en la práctica de una actividad/es que deben ser gratificantes para que las mantengamos a largo plazo.

Artículo enviado por Rafa García Bango. Los artículos incluidos en esta sección, son Reflexiones de particularesMediterránea Fit, no se hace responsable de su contenido.     

Si te ha gustado este artículo, ¡compártelo!
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin