Procesados saludables básicos en una despensa

Procesados saludables básicos en una despensa

En Mediterránea Fit te enseñamos a diferenciar cuáles son los procesados saludables y cuáles son los beneficios de tenerlos en nuestra despensa.

Los procesados son alimentos a los que se les ha aplicado una transformación desde su estado original inicial. Existen procesados saludables y procesados no saludables. Los procesados saludables son alimentos reales a los que se les aplica un procesamiento que beneficia sus propiedades saludables o que mantiene su calidad con el objetivo de facilitar su consumo o mejorar la vida del alimento (cortar, congelar, embotar, añadir aceite…).

Los procesados saludables son interesantes porque conservan los beneficios de los alimentos frescos y alargan su vida.

Son buenos aliados para tener en nuestra despensa cuando el tiempo nos pilla o las ganas de cocinar escasean. Pero, es importante diferenciarlos de los procesados no saludables y de los ultraprocesados.



Características de un buen procesado:

  • No tiene más de cinco ingredientes.
  • La cantidad de azúcar añadido, harina refinada o aceite vegetal refinado no supera el 5-10%.
  • No desplazan el consumo de alimentos reales de calidad, tienen un lugar complementario en la dieta saludable.

A continuación, te presentamos los que nos parecen opciones saludables de procesados saludables a tener en cuenta. Si quieres más información y poder aplicar las ideas en tus menús, no dudes en registrarte en nuestra plataforma personalizada y gratuita Mediterránea Fit (pincha en este enlace).


Procesados saludables en la despensa

Como bien hemos dicho, son opciones interesantes y complementarias a la dieta saludable muy útiles en diversas situaciones.


Verduras y hortalizas

Ideales para utilizar como guarnición o incluso como alimento principal de un plato.

  • Tomate triturado
  • Menestra embotada
  • Espárragos en lata
  • Brotes de ajo verdes
  • Remolacha en bote
  • Setas y boletus
  • Pimientos del piquillo

Legumbres

Perfectas para añadir en frío a ensaladas, en caliente para platos principales. Las hélices de lenteja son otra manera de consumir legumbres versátil y deliciosa. Eso sí, su consumo no debe desplazar a las legumbres frescas.

  • Garbanzos, lentejas, alubias en bote
  • Guisantes enlatados
  • Hélices de lentejas

Encurtidos

Son una opción estupenda de snack saludable.

  • Cebolletas, pepinillos
  • Aceitunas

Conservas de pescado

A pesar de que su consumo no deba desplazar el del pescado fresco, son interesantes para combinar en una ensalada, por ejemplo.

  • Lomos de atún embotado
  • Bonito, sardinas, mejillones al natural…

Aceites vírgenes

Perfecto como aliño, para cocinar o para dar un toque de sabor a los platos.

  • Aceite de oliva virgen (extra)

Frutos secos

Son una perfecta opción como aperitivo o merienda. También puedes añadirlos a diferentes preparaciones para aportar un punto de sabor.

  • Al natural o tostados, pero sin sal
  • Crema natural 100% de frutos secos

Cereales integrales

Son una buena opción de carbohidratos y fuente de fibra, pero no son los protagonistas del plato. Acompañarlos de verduras y hortalizas en una opción nutritiva y deliciosa.

  • Arroz integral
  • Pasta integral
  • Cuscús integral
  • Quinoa

Si te ha gustado este artículo, ¡compártelo!
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin