Procesados saludables básicos en una despensa

Procesados saludables básicos en una despensa

En Mediterránea Fit te enseñamos a diferenciar cuáles son los procesados saludables y cuáles son los beneficios de tenerlos en nuestra despensa.

Los procesados son alimentos a los que se les ha aplicado una transformación desde su estado original inicial. Existen procesados saludables y procesados no saludables. Los procesados saludables son alimentos reales a los que se les aplica un procesamiento que beneficia sus propiedades saludables o que mantiene su calidad con el objetivo de facilitar su consumo o mejorar la vida del alimento (cortar, congelar, embotar, añadir aceite…).

Los procesados saludables son interesantes porque conservan los beneficios de los alimentos frescos y alargan su vida.

Son buenos aliados para tener en nuestra despensa cuando el tiempo nos pilla o las ganas de cocinar escasean. Pero, es importante diferenciarlos de los procesados no saludables y de los ultraprocesados.



Características de un buen procesado:

  • No tiene más de cinco ingredientes.
  • La cantidad de azúcar añadido, harina refinada o aceite vegetal refinado no supera el 5-10%.
  • No desplazan el consumo de alimentos reales de calidad, tienen un lugar complementario en la dieta saludable.

A continuación, te presentamos los que nos parecen opciones saludables de procesados saludables a tener en cuenta. Si quieres más información y poder aplicar las ideas en tus menús, no dudes en registrarte en nuestra plataforma personalizada y gratuita Mediterránea Fit (pincha en este enlace).


Procesados saludables en la despensa

Como bien hemos dicho, son opciones interesantes y complementarias a la dieta saludable muy útiles en diversas situaciones.


Verduras y hortalizas

Ideales para utilizar como guarnición o incluso como alimento principal de un plato.

  • Tomate triturado
  • Menestra embotada
  • Espárragos en lata
  • Brotes de ajo verdes
  • Remolacha en bote
  • Setas y boletus
  • Pimientos del piquillo

Legumbres

Perfectas para añadir en frío a ensaladas, en caliente para platos principales. Las hélices de lenteja son otra manera de consumir legumbres versátil y deliciosa. Eso sí, su consumo no debe desplazar a las legumbres frescas.

  • Garbanzos, lentejas, alubias en bote
  • Guisantes enlatados
  • Hélices de lentejas

Encurtidos

Son una opción estupenda de snack saludable.

  • Cebolletas, pepinillos
  • Aceitunas

Conservas de pescado

A pesar de que su consumo no deba desplazar el del pescado fresco, son interesantes para combinar en una ensalada, por ejemplo.

  • Lomos de atún embotado
  • Bonito, sardinas, mejillones al natural…

Aceites vírgenes

Perfecto como aliño, para cocinar o para dar un toque de sabor a los platos.

  • Aceite de oliva virgen (extra)

Frutos secos

Son una perfecta opción como aperitivo o merienda. También puedes añadirlos a diferentes preparaciones para aportar un punto de sabor.

  • Al natural o tostados, pero sin sal
  • Crema natural 100% de frutos secos

Cereales integrales

Son una buena opción de carbohidratos y fuente de fibra, pero no son los protagonistas del plato. Acompañarlos de verduras y hortalizas en una opción nutritiva y deliciosa.

  • Arroz integral
  • Pasta integral
  • Cuscús integral
  • Quinoa

Si te ha gustado este artículo, ¡compártelo!
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Su privacidad es importante para nosotros. Esta web utiliza cookies para mejorar los servicios que ofrecemos.    Ver Política de cookies