Productos ecológicos ¿más saludables y sostenibles?

Productos ecológicos ¿más saludables y sostenibles?

La mayoría de las personas asocian los productos ecológicos en primer lugar a alimentos más saludables y en segundo lugar a alimentos más sostenibles con el medio ambiente. Sin embargo, estas afirmaciones no tienen solidez científica ya que la legislación que envuelve estos alimentos no sustenta ninguno de estos puntos. Al equipo de Mediterráena Fit nos parece un tema curioso y esperamos que os guste.  

Hoy día, podemos encontrarnos estanterías e incluso pasillos enteros dedicados a los productos ecológicos que muestran en su etiqueta reclamos como “ECO” o “BIO” en letras grandes y colores que generalmente se decantan por tonalidades suaves y claras. Si nos fijamos, además, en los envases de estos productos, observaremos que los colores verde y arena son los que predominan puesto que son los que asociamos a la tierra y naturaleza.

De hecho, muchos de estos productos presentan figuras como campos, árboles, hojas de plantas o flores. El simple hecho de que aparezcan estos dibujos, podría darnos que pensar, ya que de alguna forma u otra el productor de esos alimentos ha necesitado añadir valor a sus productos a través de estas herramientas publicitarias.

El envase es en casi todas las ocasiones el medio que las empresas utilizan para trasladar los valores con los que quieren que asociemos el producto, pero si realmente queremos saber si un alimento es saludable, debemos mirar en el etiquetado y observar el listado de ingredientes y el valor nutricional. Si buscamos sostenibilidad, es interesante fijarnos en el lugar de producción y de empaquetado del alimento.


¿Son más saludables los productos ECO?

Como ya hemos comentado en otras ocasiones, una alimentación saludable es no tanto añadir alimentos a nuestra dieta, si no eliminar aquellos productos que son perjudiciales para nuestra salud como: bollería, galletas, harinas refinadas, azúcares añadidos, alimentos precocinados, refrescos, bebidas azucaradas o carne y pescado procesados, entre otros. Con cambios como este, se ha demostrado que el riesgo de padecer enfermedades relacionadas con la malnutrición se reduce drástica y considerablemente.

No obstante, las declaraciones de alimentos ECO y BIO no aparecen únicamente en frutas, verduras y hortalizas, si no que, podemos encontrar los alimentos poco recomendables anteriormente mencionados con estos prefijos bien grandes en su empaquetado.

En el caso de los vegetales, es cierto, que pueden presentar menor cantidad de pesticidas que los alimentos convencionales, en los que la concentración de estos productos es perfectamente seguro. Por otro lado, no disponemos de evidencia para afirmar que su contenido nutricional es mayor que los alimentos frescos que no disponen de esa denominación.

Sin duda, si buscas una alimentación saludable y te preocupa la sostenibilidad y el medioambiente: alimentos locales y de temporada. Si te gustan esos productos, adelante, no hay problema en su consumo y su calidad puede ser genial, siempre y cuando sean alimentos frescos y sin procesar.

Si te ha gustado este artículo, ¡compártelo!
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Su privacidad es importante para nosotros. Esta web utiliza cookies para mejorar los servicios que ofrecemos.    Ver Política de cookies