Propiedades de la sal del Himalaya

Hasta hace unos años, la sal del Himalaya era una completa desconocida para nosotras, sin embargo, hoy, podemos encontrarla en casi cualquier supermercado o centro comercial.

El gran característico de este producto es su color rosado, su nombre exótico, su precio y los supuestos beneficios que se le han atribuido.

 

Beneficios de la sal del Himalaya

 

La sal rosa del Himalaya contiene diversos compuestos y es por ello por lo que se le han atribuido de manera muy simple, propiedades curativas. Pero… ¿Qué hay detrás de esta errónea asociación?

Los minerales esenciales, cumplen funciones necesarias e indispensables en nuestra fisiología, y cada uno de ellos tiene un papel específico para el correcto funcionamiento de nuestro cuerpo. Por lo que, dada la presencia de diferentes elementos en su composición, como el potasio o el calcio, el eslogan es sencillo: la sal del Himalaya es la sal que nos mantiene sanos, a la vez que es nutritiva”.

Ahora bien… la presencia de ciertos elementos no es suficiente para poder atribuirle ningún mérito. De hecho, su concentración es tan tan pequeña, que se necesitaría una maquinaria muy muy sensible para poder detectar una cantidad tan ínfima.

Por lo tanto, el hecho de que tenga un poquito de calcio y otro de potasio, no lo convierte en una sal saludable, y mucho menos con capacidad de curar patologías o enfermedades.

 

Diferencias entre la sal del Himalaya y la sal convencional

 

La sal común (de mesa) está compuesta en un 99% por sodio y cloruro. En el caso de la sal del Himalaya, su concentración es del 98%. Es decir, son productos prácticamente iguales.

La diferencia más visual, por supuesto está en el color de éstas, una de ellas con un tono más rosado. Otra diferencia, es su precio, siendo el de la sal del Himalaya  entre 13 y 75 veces más elevada.

Por último, entre sus diferencias encontramos el atractivo, o no, de sus nombres. En este caso, la sal del Himalaya se lleva todo el atractivo exótico, ya que da a entender que se trata de una sal marina que se encuentra en el propio Himalaya. Sin embargo, la realidad es muy diferente, puesto que se extrae a muchos kilómetros de éste.

 

¿Es más saludable la sal del Himalaya?

 

Las recomendaciones por parte de la Organización Mundial de la Salud (OMS), en cuanto al consumo de la sal, es el mismo tanto para cualquier tipo de sal: <5g de sal por persona y por día. Por lo tanto, no, la sal del Himalaya no es más saludable que la sal convencional. Su uso, en cocina, en cambio sí que puede variar, aportando a las preparaciones un toque de sabor diferente.

Nuestra recomendación: puedes consumir sal del Himalaya, pero, sin superar las recomendaciones de la OMS y teniendo en cuenta la ingesta “invisible” de sal que encontramos en productos procesados.

 

Y… ¿Si quiero reducir mi consumo de sal?

 

Si quieres reducir el consumo de sal, pero no quieres renunciar a potenciar el sabor de tus preparaciones, no te pierdas nuestras ideas saludables de alternativas a la sal aquí:  Alternativas saludables a la sal de mesa.

Si te ha gustado este artículo, ¡compártelo!
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin