Propósitos de Año Nuevo: ¿son útiles?

Propósitos de Año Nuevo: ¿son útiles?

Termina un año, empieza otro nuevo y en medio de esta transición nos gusta echar la vista atrás y hacer balance de lo ocurrido estos últimos meses. Además, tendemos a utilizar este comienzo de calendario para pensar en propósitos nuevos

Es una costumbre ver y analizar qué hemos logrado durante este año y por consiguiente analizar qué se nos ha quedado en la lista del año pasado. Sin embargo, ¿hasta qué punto nos favorece esta tradición?

Beneficios y contras de los Propósitos de Año Nuevo

Es cierto que utilizar ese balance para observar cuáles han sido nuestros logros personales, laborales, familiares o sociales, entre otros, es beneficioso. Por el contrario, puede ser contraproducente centrarnos en todas esas cosas que no pudimos finalmente realizar, bien sea por un mal planteamiento o no ser el mejor momento para realizarlo. El caso es que centrarnos en estas acciones que no se llegaron a cumplir puede hacer que nos frustremos o incluso nos castiguemos injustamente. 

De hecho, no haber concluido la lista de propósitos del año anterior nos lleva a plantearnos alguna de las siguientes preguntas: ¿eran objetivos alcanzables? ¿Me encontraba en un buen momento para llevarlos a cabo? ¿Quería realmente cumplirlos? Todas ellas son preguntas a las que no les dedicamos tiempo, puesto que simplemente solemos quedarnos con la sensación de que no hemos cumplido aquello que nos propusimos. 

Cómo pensar en los nuevos propósitos

A menudo tendemos a planear nuestro futuro a largo plazo sin asumir que los objetivos deben adecuarse a nuestra realidad que está en constante cambio. Con ello no queremos decir que no sea favorable un planteamiento de aquello que queremos llevar a cabo, si no que en vez de a largo plazo, deberíamos poner la vista en objetivos que podamos realizar día a día

De esta manera, al poner el foco nuestros objetivos a corto plazo nos aseguramos en cierto modo de que están adecuados al momento que estamos viviendo en el presente. Además, nos cercioramos de que son hechos realistas, adecuados a nuestra situación personal actual y que podemos cumplir. 

Por lo tanto, desde el equipo de Mediterránea Fit queremos proponerte que este año vuestro propósito sea fijar objetivos diarios y semanales alcanzables. 

Para finalizar, nos gustaría remarcar que: 

La salud, autocuidado y bienestar no son propósitos anuales si no tareas a las que debemos dedicarles tiempo diario. 

Si te ha gustado este artículo, ¡compártelo!
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin