Recetas ricas ricas y saludables de calabaza

La calabaza es una de las hortalizas estrella de otoño. Generalmente, la mejor temporada de la calabaza es de octubre a noviembre, aunque existen variedades también en otras épocas del año.

 

Es una hortaliza muy versátil ya que puede usarse tanto en platos salados o de cuchara, e incluso en algunas preparaciones dulces. Su piel y su carne tienen un color anaranjado intenso y esto se debe en gran parte a su composición en vitaminas. A menudo, os hemos comentado la importancia de llenar nuestros platos de colores, texturas y preparaciones diferentes. Además, de dar un toque divertido a nuestra comida aportando intensidad colorida a nuestras comidas, tiene también, un objetivo nutricional.

 

Los diferentes tipos de vegetales, contienen diferentes tipos de vitaminas, minerales y compuestos beneficiosos para nuestra salud, y el caso de calabaza no es diferente.

 

 

¿Alguna vez has escuchado el término carotenoides? Son pigmentos naturales que se encuentran de manera natural en flores, vegetales y frutas. Los más conocidos son el beta-caroteno y el licopeno, y son los encargados de dar los colores amarillos, naranjas y rojos a nuestras frutas, verduras y hortalizas.

 

Todas las vitaminas y minerales cumplen funciones necesarias para el correcto funcionamiento de nuestro cuerpo y nuestra salud, es por ello que una manera de asegurarnos el aporte diario recomendado de cada una de ellas, una sencilla manear es incluir vegetales de diferentes colores.

Una de las maneras más frecuentes de consumir calabaza es en cremas o purés. Pero, no es la única, de hecho, es una estupenda opción para acompañar carnes y pecados en forma de riquísima salsa. También son una estupenda idea para la elaboración de rellenos, pasteles y postres.

A continuación, te dejamos unas riquísimas ideas de la mano de nuestros compañeros de Hogarmania. ¡Esperamos que las disfrutes!

 

Crema de calabaza y boniato

 

Los ingredientes para 6 personas de esta estupenda receta son los siguientes:

 

  • 800 g de calabaza
  • 2 boniatos
  • 3 cebolletas
  • 50 g de arroz salvaje
  • aceite de oliva virgen extra

 

La elaboración es muy sencilla, comenzamos pelando la calabaza, las cebolletas y los boniatos. A continuación, los rehogamos en la olla con un chorrito de aceite por 5 minutos. Pasado este tiempo, cubre con agua, cierra la olla y cuece todo durante 2-3 minutos desde el momento en que suba la válvula. Tritura los ingredientes hasta que consigas una crema homogénea.

 

Alcachofas con calabaza

 

Los ingredientes para 4-6 personas son los siguientes:

 

  • 16 alcachofas
  • 200 grs. de calabaza
  • 1 cebolleta
  • 1 diente de ajo
  • Perejil picado
  • Sal, aceite
  • Agua
  • 2 limones

 

Para preparar este caliente plato de otoño: pela y pica la cebolla en dados y ponla a rehogar en la olla rápida con un chorrito de aceite. Sazona. Pela la calabaza, trocea y agrégala. Rehógala un poco y añade el arroz. Cubre con abundante agua (2 litros) y pon a punto de sal. Coloca la tapa y cocina los ingredientes durante 10 minutos a partir de que comience a salir el vapor. Tritura los ingredientes y reserva.

 

Retira las puntas de las judías verdes y córtalas en cuadraditos. Cuécelos en un cazo con agua y una pizca de sal durante 6-8 minutos. Escurre y resérvalas. Agrega las judías y saltéalas.

 

Consejos para mejorar mis elaboraciones de calabaza

 

Las calabazas,  son hortalizas muy acuosas. Por ello, es conveniente  escurrirlas en un colador durante un buen rato, una vez cocidas. De esta manera, evitaremos que suelten mucha agua en el guiso o preparación y nos quede un plato demasiado aguado.

También se pueden secar en el horno. Además es conveniente cocerlas en poca agua, dado su alto contenido en líquido.

 

La calabaza puede conservarse durante meses en un lugar fresco y aireado, pero hay que tener en cuenta que, una vez cortada, no durará más de tres o cuatro días en la nevera.

 

La calabaza joven se puede congelar fácilmente, cortándola en crudo  en cubitos. También se puede congelar cortándola en cubitos y escaldándola en agua hirviendo.

 

 

Esperamos que los consejos nutricionales de nuestros Nutricionistas Mediterránea Fit hayan sido de tu ayuda. Si te ha gustado nuestras propuestas de consumir calabaza, no dudes en compartirlas con quien pueda serle de utilidad. Puedes dejarnos también tus dudas sobre este tema en nuestras redes sociales: FacebookInstagram o Twitter.

 

 

 

Si te ha gustado este artículo, ¡compártelo!
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin