Síndrome de Intestino Irritable | ¿Qué es? Tratamiento

Síndrome de Intestino Irritable | ¿Qué es? Tratamiento

El Síndrome de Intestino Irritable (SII) o Colon Irritable, es una afección común que afecta al sistema digestivo. Se trata de un trastorno digestivo, definido por: cambios en el hábito intestinal y dolor abdominal.

A día de hoy se desconoce la causa exacta, es por ello que se trata de un síndrome. De hecho, un síndrome es el conjunto de síntomas o afecciones que se presentan juntos y sugieren la presencia de cierta enfermedad. Es por ello, que, para determinar su presencia, deben darse una combinación de síntomas.

 

Diagnóstico del Síndrome de Intestino Irritable

 

Para establecer su diagnóstico, deben darse los siguientes criterios:

Dolor o molestia abdominal al menos una vez a la semana, asociado a 2 o más de los siguientes síntomas:

    • Mejora de la molestia tras la defecación
    • El comienzo está asociado a un cambio en la frecuencia de las deposiciones
    • El comienzo se asocia con un cambio en la forma (es decir, la consistencia) de las deposiciones.

 

A pesar de éstos son los síntomas determinantes para establecer si se trata o no de un caso de SII, se han asociado en numerosas ocasiones con: esfuerzo defecatorio excesivo, urgencia por defecar, sensación de evacuación incompleta al defecar, presencia de moco en la deposición, hinchazón abdominal, frecuencia de las deposiciones ≤ 3 veces por semana o >3 veces al día.

 

 

Vías de tratamiento

 

A pesar de ser una patología digestiva, la dietoterapia no es la única vía a tener en cuenta en el tratamiento del síndrome de intestino irritable. De hecho, en muchas ocasiones se hace referencia al intestino como nuestro “segundo cerebro”, por lo que el manejo de las emociones y las situaciones estresantes, juegan una función imprescindible en la mejora del cuadro clínico de las personas que lo padecen.

De hecho, la reducción del estrés crónico y mantenido, juega un papel fundamental a la hora de mejorar la calidad de vida de estas pacientes. A continuación, os dejamos técnicas que han demostrado tener un impacto positivo sobre la salud: meditación, yoga, agendar a diario espacios de autocuidado y realizar ejercicio de alta intensidad.

A nivel nutricional, cada caso, requiere de una estrategia adaptada a no solo el tratamiento del síndrome de intestino irritable, sino que debe adecuarse a su estilo de vida y gustos. Es por ello que el acompañamiento de un profesional de la nutrición, como los dietistas nutricionistas es indispensable en la mejora de esta condición.

 

En general, las estrategias que han demostrado ser efectivas, son:

  • Introducir probióticos en la dieta.
  • Una dieta baja en FODMAPs (Oligosacáridos, disacáridos, monosacáridos y poliacoholes fermentables). Cuando está bien diseñada, por un dietista-nutricionista, se muestran mejorías en un alto porcentaje de personas, en torno al 50-90%. Es una pauta muy interesante, que necesita de una supervisión, ya que se trata de una estrategia formada por diferentes fases.
  • La dieta baja en carbohidratos, puede ser interesante en algunas personas, dependiendo, eso sí, del tipo de Síndrome de Intestino Irritable, presentando mejoría en las que predominan cuadros de diarrea.

 

A pesar de existir diferentes estrategias interesantes, no todo el mundo responde de la misma manera. Aunque los casos de mejora son asiduos, hay personas que no presentan mejorías, es por ello que es necesario el apoyo de un profesional de la nutrición, que conozca las diferentes vías de actuación y ajuste de manera personalizada la pauta para asegurar en todo momento el aporte necesario de nutrientes y la calidad de vida.

 

Esperamos que los consejos nutricionales de nuestros Nutricionistas Mediterránea Fit hayan sido de tu ayuda. Si te ha gustado nuestro artículo sobre uno de los síndromes digestivos más comunes, no dudes en compartirlo con quien pueda serle de utilidad. Puedes dejarnos también tus dudas sobre este tema en nuestras redes sociales: FacebookInstagram o Twitter.

Si quieres que te acompañemos en la mejora de tu patología digestiva, no dudes en escribirnos a info@mediterraneafit.com sin ningún tipo de compromiso.

Si te ha gustado este artículo, ¡compártelo!
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin