«Somos tiempo»

Estamos aquí, para vivir y disfrutar. Y yo, soy una defensora del valor de tiempo, porque la vida: es tiempo.

Creo sinceramente que el tiempo es el valor más preciado del que disponemos. Y, además, no sabemos en realidad de cuánto tiempo total disponemos.

No siempre está en nuestra mano decidir cómo pasarlo. Muchas veces, nos dejamos llevar por la vida por los quehaceres diarios y nos vemos acabando el día… agotados sin saber muy bien cómo hemos invertido ese tiempo.

Creo, que el mejor análisis viene después, que nuestros recuerdos del pasado son mucho más fieles a la verdad que la actualidad en la que vivimos. Que si nos detenemos a pensar en algo ya pasado y en cómo lo vivimos y lo sentimos, pocas veces nos vienen a la mente objetos, sino sensaciones, emociones, y sentimientos.

¿Qué tal si nos paramos y valoramos esos sentimientos y emociones que sabemos que nos hacen disfrutar de nuestro tiempo, y las ponemos las primeras de la lista, porque son las más importantes? Hacer esto nos permite ordenar las cosas a las que vamos a dar prioridad en la vida, a destinar el tiempo de una forma más consciente y sabia, y que nos permita disfruta de la vida, ser más felices. Las más importantes; nosotros mismos, nuestra salud, nuestra familia, amistades, nuestras pasiones. Estos son sin duda, los aspectos más críticos de nuestra felicidad.

La lista sigue, y después, se encuentra nuestro trabajo, nuestra casa o nuestras pertenencias, otras relaciones, y por último el resto de actividades o pequeñas cosas que también van llenando nuestra vida.

Prioriza. Hay cosas importantes, hay cosas urgentes, y hay cosas tanto importantes como urgentes. Lo que sí está claro, es que la urgencia no se puede llevar por delante a lo importante.  Cuando te dejas llevar por la urgencia, no tienes tiempo para dedicarle a las cosas que realmente te importan, el tiempo es limitado y por eso precioso, valioso.

«Hay cosas importantes, urgentes y cosas tanto importantes como urgentes»

 

¿A ti te pasa? ¿Te dejas llevar por lo urgente y a veces relegas lo importante?

Cuando compartimos estos momentos, emociones y situaciones con otras personas, el beneficio es doble (triple, cuádruple…) porque es mutuo.

Los días duran 24 horas aquí y en la otra parte del mundo, destinar un tiempo a pensar qué nos hacer realmente felices, nos hace ver quiénes somos. Dedicarle el tiempo que se merece a descubrir dónde estamos y hacia dónde queremos ir, es la mejor inversión de tiempo que podemos realizar. Te animo a que realices este ejercicio de reflexión e introspección en todos los ámbitos que te rodean: la relación contigo misma, el ámbito familiar, el del amor, el profesional, … pregúntate: ¿dónde estoy? Para seguir con un: ¿a dónde quiero llegar? O, ¿cómo quiero estar en este ámbito?

«Dedicar tiempo a descubrir dónde estamos y hacia dónde queremos ir es la mejor inversión de tiempo»

 

Dedícale 10-15 minutos diarios a esta reflexión personal y comprenderás realmente en qué quieres invertir tu tiempo para llegar a los objetivos o metas que tengas en cada uno de los aspectos que conforman tu día a día y las 24 horas que la conforman.

 

Artículo enviado por Colaboradora. Los artículos incluidos en esta sección, son Reflexiones de particularesMediterránea Fit, no se hace responsable de su contenido.

Si te ha gustado este artículo, ¡compártelo!
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin