«Vestido para sudar»

Tengo un vecino muy deportista, nunca he hablado con él, así que es lo único que puedo decir, que corre siempre más abrigado de lo que parece indicar el tiempo. A menudo le veo vestido con camisetas largas o chubasqueros cuando en la calle ya rondamos los 18 grados de temperatura.  Supongo que su objetivo es sudar más que si estuviera vestido con ropa más ligera. Seguro que lo consigue, pero el riesgo, tremendo, es un golpe de calor que puede llegar a ser, en casos muy extremos, mortal.

 

A nuestro cuerpo les cuesta mucho trabajo disipar el exceso de calor, ponérselo difícil con más ropa de la necesaria puede resultar fatal. Por otra parte, el líquido perdido se recupera con facilidad y no se quema más grasa por sudar.  En realidad, el sudor es un mecanismo que nuestro cuerpo tiene para enfriar nuestra piel y no es indicador del esfuerzo realizado. De hecho, conozco personas que sólo con salir de casa a partir de primavera, tienen que cambiarse de camiseta un par de veces al día. También, quiénes tras correr 5km apenas se les han puesto unas mejillas ligeramente coloreadas.

 

Tenemos que vestirnos para estar cómodos, nunca para pasar calor mientras se hace ejercicio. Además, es importante mantenernos hidratados antes, durante y después de practicar deporte (y durante el día en general también). Ya que, por el sudor, sí perdemos una cantidad de agua y electrolitos que debemos reponer con fruta fresca, por ejemplo.

Se queman las mismas calorías pasando fresco que calor.

Artículo enviado por Rafa García Bango. Los artículos incluidos en esta sección, son Reflexiones de particularesMediterránea Fit, no se hace responsable de su contenido.

Si te ha gustado este artículo, ¡compártelo!
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin