La cuarentena y la rutina

Llevamos ya unos cuantos días cumpliendo con la cuarentena establecida para el control de la propagación del coronavirus (COVID-19). Nuestra rutina ha cambiado y aunque muchos de nosotros nos hayamos unido a #yomequedoencasa #yotrabajodesdecasa … la realidad es que nuestro día a día se ha puesto un poco patas arriba.

Estamos ante una situación poco usual pero que tiene fecha de caducidad. Y al equipo de Mediterránea Fit nos gustaría remarcar que esta etapa que estamos viviendo tiene principio pero que también tiene final. Aprovechamos para subrayar que está en manos de todas y todos nosotros el éxito de este aislamiento.

Estos días en cada hogar hay diferentes preocupaciones o incluso frustraciones que parece que negativizar el hecho de estar en casa aislados. Una de ellas es el miedo a perder los hábitos de vida saludables que hemos ido adquiriendo poco a poco y con dedicación. Por lo que nos gustaría compartir con vosotras y vosotros resumidamente la reflexión que hemos hecho al respecto.


Recuerda…

No te preocupes si tu alimentación se ha visto alterada estos primeros días, es normal. No acostumbramos a pasar tanto tiempo en casa con la despensa y la nevera a tan pocos metros de nosotros.

  • Consejo: haz una estimación de los tipos de alimentos que tienes en casa. Recuerda las principales bases de la alimentación saludable: ¡Cuánta más fruta y verdura mejor!

El tiempo muerto o el aburrimiento pueden llevarnos a consumir productos poco saciantes y superfluos. Seguramente lo que te ocurra es que se te ha despertado el gusanillo o la gula, escucha a tu cuerpo ¿tienes hambre de verdad? O… ¿es el aburrimiento?

  • Consejo: antes de ir a la despensa bebe un vaso de agua. Si la sensación de hambre persiste, come una pieza de fruta. Además, de vitaminas, la fruta tiene un alto poder saciante.

Estos días somos más inactivos que de lo normal. No tengas miedo de perder tu rutina de ejercicio.

  • Consejo: En la medida de lo posible mantente activa/o. Muévete, baila, realiza algún ejercicio…  Aprovecha, además, este tiempo para descansar y para retomar actividades o aficiones que tenías olvidadas.

Existen otras situaciones que pueden hacer que en determinados momentos nos frustremos en casa, pero, de verdad, intenta que la vida que estás llevando difiera lo mínimo de tu rutina diaria. Tu cuerpo y mente te lo agradecerán.

Mucho ánimo y recuerda: ¡Un día más es un día menos!

Si te ha gustado este artículo, ¡compártelo!
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Su privacidad es importante para nosotros. Esta web utiliza cookies para mejorar los servicios que ofrecemos.    Ver Política de cookies